6

Jul, 2017

“Chile Vamos, ¡con todo!” – El Líbero

By: | Tags: , | Comments: 0

Columna de opinión de Julio Isamit en El Líbero sobre las elecciones primarias de ChileVamos.

El domingo pasado Chile tuvo una gran noticia: las dos coaliciones políticas que decidieron elegir a sus candidatos con un sistema de participación democrática convocaron a más de un millón ochocientos mil ciudadanos a las urnas. Las primarias desafiaron el pesimismo que existía, las dificultades deportivas y el bloqueo del Gobierno, lo que muestra la decisión de la población por definir el camino que seguirá el país en los próximos años. En el caso de Chile Vamos, la votación superó ampliamente la participación de las primarias de 2013 y las mejores proyecciones de los analistas.

Sin embargo, la etapa de primarias ya concluyó. Debemos pasar del análisis político a un trabajo intenso para las elecciones presidenciales y parlamentarias de noviembre. Animados por el resultado de las primarias, debemos trabajar con una clara vocación de triunfo, pero sin caer en triunfalismos desmedidos, cálculos egoístas ni posiciones interesadas.

Si queremos que la centroderecha gane la elección presidencial, debemos sumar más personas a nuestro proyecto de ofrecer a Chile una alternativa de progreso. Esto significa recibir con los brazos abiertos a los equipos de trabajo y las ideas de justicia y libertad propuestas por Manuel José Ossandón y Felipe Kast durante el período de primarias, pero también ampliar nuestra perspectiva más allá de las fronteras propias de Chile Vamos, convocando al amplio mundo de independientes y, especialmente, a aquellos que han sido víctimas de las reformas de este Gobierno.

Del mismo modo, debemos poner buenos esfuerzos en la elección parlamentaria, sabiendo que un Congreso adverso puede hacer muy complejo el próximo Gobierno de Sebastián Piñera. Para eso deben plantearse listas parlamentarias competitivas, que huyan de la mediocridad de asegurar espacios meramente. Allí donde haya parlamentarios de Chile Vamos, luchar por conseguir más; y en aquellos lugares como Arica, Atacama y Magallanes donde carecemos de diputados, enfocarnos en conseguir un buen representante que vaya abriendo camino a nuestras ideas en esas zonas.

Cuando desde la campaña de Sebastián Piñera decimos que vienen tiempos mejores no se trata de un eslogan de campaña, sino de la convicción de que Chile es un gran país con un potencial enorme, que no debe perderse entre el ideologismo y la mediocridad. Es hora de generar un ambiente que permita la creación de empleo, la superación de la lógica de la retroexcavadora, la torpeza de quitarle los patines a la clase media que quiere progresar. Nada de eso se logrará si no trabajamos intensamente.

Podemos estar contentos con el ejercicio democrático del domingo y podemos enfrentar el próximo desafío con vocación de victoria, pero sin triunfalismo. Con la firme decisión de servir a Chile y sabiendo que depende de nosotros que, efectivamente, lleguen tiempos mejores.

Fuente: El Líbero.